Llega el frío, ¡pon tu casa a punto!

¿Te acuerdas del cuento de la hormiga y de la cigarra? Hoy nos hemos acordado de esta fábula infantil que bien se podría aplicar al mundo de los adultos. Aún quedan unos meses para la entrada del invierno, pero el tiempo no avisa y de un día para otro el mercurio no dudará en registrar una bajada de las temperaturas. Para calentar nuestros hogares en esos días y disfrutar de un calor agradable en cualquier rincón de la casa, las estufas que funcionan con leña son una buena solución pero, ¿qué ocurre sin nos hemos quedado sin la materia prima? Combustibles Garbosa somos una empresa que se dedica a la venta de leña en León y siempre por estas mismas fechas recomendamos a nuestros clientes planificar con antelación la cantidad de leña que necesitarán para aguantar todo el invierno.

 

La madera se ha convertido en la alternativa más económica a los sistemas de calefacción tradicionales, desbancando a otros combustibles como el petróleo, el gas natural, el gas butano y el propano. Para adquirirla, las empresas de venta de leña en León se lo ponemos fácil a nuestros usuarios, al encargamos del envío a domicilio, sin necesidad de hacer como la hormiguita e ir en busca de la misma al bosque.

 

Hasta que llegue el momento de usarla, desde Combustibles Garbosa aconsejamos buscar un lugar para su almacenamiento. Si no dispones de un cobertizo cerca, una buena idea será dejarla en el exterior y, si es posible, que le dé la luz del sol, ya que nos ayudará a que la madera se seque para su uso. Es importante evitar el contacto con la tierra y el suelo para frenar la proliferación de hongos o su descomposición y también venden cubiertas con amarres para proteger la leña de las inclemencias meteorológicas (lluvia y viento) cuando ésta se encuentre en la calle.

 

¿La podemos guardar en el interior de nuestra vivienda? En estos casos, conviene ser muy cuidadosos, sobre todo, para evitar que los insectos que se sienten atraídos por la madera se cuelen dentro de la casa. Lo que sí estaría bien es contar con un pequeño estante donde colocar la leña cerca de la chimenea para no tener que irnos muy lejos cada vez que queramos encenderla.

 

Si vives en un apartamento, en la ciudad, y no dispones de una cubierta o de espacio extra, las estufas de pellets y de biomasa te ayudarán a calentar más rápidamente tu casa.

 

¿Has tomado nota? No esperes a que te pille el invierno. ¡Protege tu casa del frío!

Dejar un comentario