Tag Archives: empresa de combustibles

Diferencias básicas entre el carbón vegetal y el mineral

Diferencias básicas entre el carbón vegetal y el mineral

El carbón vegetal a precio inmejorable que encontrarás en nuestro establecimiento se ha convertido en una de las fuentes de energía más demandadas de los últimos tiempos, especialmente en el ámbito doméstico. A pesar de ello, hoy en día, sigue habiendo muchas personas que no tienen muy clara cuál es la diferencia que existe entre este carbón y el mineral, por eso hoy dedicaremos este post a contarte las características básicas que marcan la diferencia entre ambos.

Uno de los aspectos que más los aleja es su origen. La carbonificación de algunos de los materiales orgánicos que se encuentran en la corteza terrestre, da lugar a la aparición del carbón mineral, un combustible fósil que se muestra en forma de rocas de color negro que se extrae de los yacimientos mineros en los que se encuentra. Existen diferentes tipos de carbón mineral en función del grado de carbonificación que haya alcanzado la materia que lo originó. Por otro lado, el carbón vegetal proviene de la carbonización de la madera y otros residuos vegetales, los cuales son sometidos a una temperatura que se encuentra entre los 500 y los 700 grados con ausencia total de aire. Con este proceso se consigue aumentar su valor calorífico. Se trata de un material sólido aunque frágil y poroso, y suele presentar un contenido de carbono del 80%.

De su origen podemos deducir otro de los principales aspectos que los diferencian. Mientras que el carbón mineral es un recurso no renovable que tiene una extracción tan peligrosa como costosa, el carbón vegetal es un recurso que no se agota ya que se elabora a partir de residuos de madera que se encuentran en gran cantidad en nuestro planeta.

Otra de las peculiaridades que diferencia estas formas de carbón es el uso al que está destinado cada uno de ellos. El carbón mineral se usa como fuente energética, siendo una de las tres más utilizadas en el mundo. Sin embargo, el carbón vegetal tiene un uso mucho más doméstico: estufas, calderas y parrillas son los lugares en los que suele utilizarse este tipo de carbón para producir fuego. Aunque muchas personas piensan que el carbón vegetal se lleva utilizando pocos años, lo cierto es que existen pruebas de que muchas pinturas rupestres realizadas hace más de 15.000 años, fueron llevadas a cabo con este carbón.

En Comustibles Garbosa ponemos a tu disposición ambos tipos de carbón. El carbón mineral es utilizado en las calderas centrales de muchas comunidades de vecinos,  en explotaciones agrícolas o en fábricas de distintas actividades industriales mientras que el carbón vegetal está reservado a un uso más doméstico o para sectores como el hostelero. Hulla, antracita o carbón vegetal de primera calidad te espera en nuestra empresa, ¡consúltanos!

¿Cuál es la temperatura más adecuada para estar en casa?

¿Cuál es la temperatura más adecuada para estar en casa?

Si hay una batalla que se repite año tras año es la que causa la calefacción. Estés en tu hogar o en tu centro de trabajo, parece que la temperatura ideal para unos nunca lo es para otros, provocando una disputa eterna que muchos dan por perdida ante la llegada de los primeros fríos. Como expertos en la venta de leña en León para todo tipo de calderas, hoy nos gustaría arrojar un poco de luz sobre este asunto contándote cuál es la temperatura más adecuada para estar en tu vivienda.

Al margen de que el metabolismo, el nivel de grasa corporal o la edad, influyen directamente en la percepción de frío o de calor que tienen las personas, podemos decir que desde el punto de vista de la salubridad, la temperatura ideal que proporcionará calor a tu hogar sin excesos es aquella que se encuentra entre los 19,5ºC y los 21ºC. Mantener el termostato en este rango sería lo correcto si quieres que tu casa sea un lugar tan confortable como eficiente energéticamente. No olvides que cada grado que aumentes la temperatura de tu casa por encima de esos 21ºC, estarás incrementando la factura de energía en casi un 7%.

Obviamente, ningún ambiente térmico va a satisfacer a todo el mundo. Como te decíamos, existen una serie de variables que determinan la sensación térmica que experimenta cada persona. Por ejemplo, ¿sabías que las mujeres generan menos calor que los hombres realizando la misma actividad? Además, las mujeres tienen la capacidad de cerrar los vasos sanguíneos de la piel ante temperaturas bajas. La paradoja de este mecanismo es que, aunque está orientado a conservar el calor de los órganos centrales, impide la llegada de sangre caliente a la piel que es donde se encuentran los receptores del frío, provocando que en seguida tengan esa necesidad de subir los grados del termostato ante el mínimo descenso de temperatura. Y aquí se encuentra la explicación científica de muchos de los eternos conflictos que giran en torno a la temperatura de la calefacción en el hogar.

También es importante tener en cuenta que no todas las habitaciones tienen que por qué estar a la misma temperatura. En una vivienda con niños, puede incrementarse la temperatura del cuarto de baño cuando llegue el momento de asear a los más pequeños de la casa. Subirla a 22ºC o incluso 23ºC no debemos verlo como un derroche cuando se trata de casos puntuales como este.

En cualquier caso, en Combustibles Garbosa te recomendamos no excederte en los grados de tu calefacción para que en tu hogar se disfrute un ambiente sano y limpio. Un consejo: aunque las programaciones de los termostatos son de gran utilidad, es aconsejable revisarlas a diario ya que no todos los días hace el mismo frío, lo que repercutirá en la temperatura que haya el interior de tu vivienda.