Combustibles Garbosa

Mes: marzo 2016

Diferencias básicas entre el carbón vegetal y el mineral

Diferencias básicas entre el carbón vegetal y el mineral

El carbón vegetal a precio inmejorable que encontrarás en nuestro establecimiento se ha convertido en una de las fuentes de energía más demandadas de los últimos tiempos, especialmente en el ámbito doméstico. A pesar de ello, hoy en día, sigue habiendo muchas personas que no tienen muy clara cuál es la diferencia que existe entre este carbón y el mineral, por eso hoy dedicaremos este post a contarte las características básicas que marcan la diferencia entre ambos.

Uno de los aspectos que más los aleja es su origen. La carbonificación de algunos de los materiales orgánicos que se encuentran en la corteza terrestre, da lugar a la aparición del carbón mineral, un combustible fósil que se muestra en forma de rocas de color negro que se extrae de los yacimientos mineros en los que se encuentra. Existen diferentes tipos de carbón mineral en función del grado de carbonificación que haya alcanzado la materia que lo originó. Por otro lado, el carbón vegetal proviene de la carbonización de la madera y otros residuos vegetales, los cuales son sometidos a una temperatura que se encuentra entre los 500 y los 700 grados con ausencia total de aire. Con este proceso se consigue aumentar su valor calorífico. Se trata de un material sólido aunque frágil y poroso, y suele presentar un contenido de carbono del 80%.

De su origen podemos deducir otro de los principales aspectos que los diferencian. Mientras que el carbón mineral es un recurso no renovable que tiene una extracción tan peligrosa como costosa, el carbón vegetal es un recurso que no se agota ya que se elabora a partir de residuos de madera que se encuentran en gran cantidad en nuestro planeta.

Otra de las peculiaridades que diferencia estas formas de carbón es el uso al que está destinado cada uno de ellos. El carbón mineral se usa como fuente energética, siendo una de las tres más utilizadas en el mundo. Sin embargo, el carbón vegetal tiene un uso mucho más doméstico: estufas, calderas y parrillas son los lugares en los que suele utilizarse este tipo de carbón para producir fuego. Aunque muchas personas piensan que el carbón vegetal se lleva utilizando pocos años, lo cierto es que existen pruebas de que muchas pinturas rupestres realizadas hace más de 15.000 años, fueron llevadas a cabo con este carbón.

En Comustibles Garbosa ponemos a tu disposición ambos tipos de carbón. El carbón mineral es utilizado en las calderas centrales de muchas comunidades de vecinos,  en explotaciones agrícolas o en fábricas de distintas actividades industriales mientras que el carbón vegetal está reservado a un uso más doméstico o para sectores como el hostelero. Hulla, antracita o carbón vegetal de primera calidad te espera en nuestra empresa, ¡consúltanos!